viernes, 15 de marzo de 2013


                  Mensaje del XX Capítulo General 
                       al Voluntariado Misionero 

                                                                                                             Miraflores, 25 de Julio de 2011
 
   Queridos jóvenes:

“Os saludamos porque sois fuertes y la Palabra de Dios permanece en vosotros y habéis vencido al mal” (I Jn, 2,14)

   Vuestra carta personalizada nos ha llegado al corazón; saber que contamos con vuestra oración, la
grandeza de sentirnos familia, el hacernos saber lo importante que es para vosotros el voluntariado misionero como escuela de vida y el considerar que la misión no es futuro sino presente, que formáis parte de un grupo que os ha ayudado a madurar como personas, como cristianos…

   Todo esto nos ha llenado de gozo y nos ha hecho sentir que habéis estado presentes en nuestro caminar capitular dándonos ánimo en nuestra vida y misión.

   Sois los hermanos/as jóvenes de nuestra familia. Nos interpelan vuestros desafíos, nos ayudan a vivir y a soñar.

Tenemos mucho en común:

- Somos franciscanas/os y lo descubrimos en ese deseo de ser instrumentos de paz y bien.
- Somos misioneras/os con deseos de ser cada día hombres y mujeres constructores de fraternidad universal a ejemplo de Francisco y de María Ana.

Salimos al encuentro de los hermanos y hermanas… “…volvieron a Jerusalén… y contaron lo que les había sucedido por el camino…”(Lc 24,33-35)

   La misión es de todos y aun queda mucho por hacer; en estos días de reflexión y estudio constatamos una vez más que esta misión la tenemos que realizar juntos. Jesús llama a nuestra puerta y tenemos que responder porque estamos convencidas /os de que “otro mundo es posible”.

   Un mundo más humano, más justo, más solidario, fraterno, más ecológico; en definitiva más según los planes de Dios.

   Es nuestro tiempo “de ser… y de servir”.Retomemos el camino de Emaús….donde hay muchos peregrinos que han perdido la esperanza y Jesús, a través nuestro, se les une en el camino para llenar sus vida de sentido. El voluntariado misionero en el que vosotras/os estáis insertos es un ámbito privilegiado para dar respuesta a las necesidades del mundo actual.

   Este es nuestro campo de misión que os ofrecemos: Benín, Angola Mozambique, Venezuela, Bolivia, Perú Argentina Chile, Italia, España, Portugal.

Ánimo contad con nosotras, nos necesitamos mutuamente.

                                                                                                 Hermanas capitulares

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada