jueves, 7 de noviembre de 2013

ENCUENTRO VOLUNTARIADO MISIONERO - NUEVOS OCTUBRE




 
Durante los días 26 y 27 de octubre tuvo lugar en la Casa Madre de las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor (FMMDP) el último encuentro de nuevas (si, sólo chicas!) del grupo de voluntariado misionero “María Ana Mogas”. Desde Galicia y Madrid, once chicas hemos tenido la suerte de empezar a conocer durante estos días el voluntariado misionero.

Ya desde el principio, todas coincidimos en que, en este encuentro estábamos empezando un camino, nos sentíamos como en casa, formando parte de esta familia.

Sofi y Leti, junto a María, Ana y demás hermanas FMMDP fueron las encargadas de ir, poco a poco, descubriéndonos, primero la figura de María Ana Mogas, quien le da sentido a este voluntariado; la misión de la familia de FMMDP, desconocida para la mayoría de nosotras y el voluntariado misionero, que muchas veces cuando llegamos los nuevos, sólo lo vemos, como “algo para ir fuera”.

Tuvimos la oportunidad de conocer la fundación Ladesol y la labor que desarrollan con proyectos asistenciales y de desarrollo y becas o apadrinamientos en países de África y Sudamérica, a manos de Puri, una hermana FMMDP.

A medida que pasaba el fin de semana, nuestros esquemas iban cambiando … Descubrimos que el voluntariado misionero no era sólo salir a otros países, sino que aquí en el nuestro también hay muchas formas en las que podemos hacer misión, como la que tuvimos la oportunidad de conocer en el HOGAR de niños “Santa María de la Vida”, en el que vive y lleva a cabo su misión una de las comunidades de hermanas de FMMDP.

Los testimonios misioneros de María y Roberto nos sirvieron de gran motivación, así como nos mostraron la verdadera realidad de las misiones y nos demostraron cómo esa misión te va transformando antes, durante y después de la experiencia.

También fueron muy enriquecedores todos los momentos en los que pudimos compartir entre nosotras nuestras experiencias, impresiones, dudas, etc, a través de las dinámicas que el equipo había preparado, para terminar ofreciéndole a Dios nuestras mochilas cargadas.

Muchísimas gracias a todas las que habéis participado en este encuentro y a todas las que lo habéis hecho posible, por todo el amor y esfuerzo que había en cada detalle del mismo. Por la acogida que nos habéis hecho y por habernos abierto vuestra casa con las puertas de par en par.

Como sentíamos ya desde el principio del encuentro, hemos entrado a formar parte de la familia del voluntariado misionero y junto con tod@s vosotr@s, queremos comenzar el CAMINO DE LA MISIÓN.
 
PAZ Y BIEN
 
Laura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada