jueves, 3 de abril de 2014

ENCUENTRO VOLUNTARIADO DE GALICIA

Hola , soy Sonia de Galicia , me gustaría llevaros hasta el día 1 de Marzo del 2014 a la casa Franciscana de Santiago de Compostela . Alrededor de las 10:30 de la mañana y ante una mesa presidida por un póster del Voluntariado Misionero de María Ana Mogas, se encuentran  Miguel y Ana de Orense, Ana de Coruña y María y Sofía  de Santiago, entre nosotros un nombre familiar pero un rostro nuevo, el de Sofía, detrás de su presentación encontraríamos en carne viva las pruebas por las que pasa una persona que llega a un país desconocido para seguir viviendo y poder mejorar su futuro . Comenzamos el día de la mejor manera, pues pudimos poner rostro a una historia de inmigración, nos duele su testimonio cuando se ve identificada con las imágenes y letras de videos que se nos muestra y con la lectura del documento del Abecedario del sufrimiento, ese en el que aparecen tantas y tan reales historias del calvario de aquellas personas que cruzan la frontera humana para después tener que sufrir a manos de sus hermanos que caminan con ojos y corazón cerrados.

 La lectura de María nos lleva a las palabras del Padre Santiago Agrelo y con ellas llegan sentimientos de impotencia , de reproche por creer que uno no hace nada ante tanta injusticia que se lleva viendo ya desde tantos años atrás , representada  en múltiples periódicos del pasado que en nuestros hogares llegan a ser artículos perdidos.

 Almorzamos con dinámicas conversaciones que de vuelta a la casa se transforma en lluvia de ideas para representar, lo que hasta el momento se ha conocido sobre la realidad de la persona inmigrante,  en el encuentro de Madrid , cada vez va tomando mejor forma , ya que, en repetidas  ocasiones, se ve que tan grande es el ser humano junto a Dios y en lo reducido  que nos quedamos con nuestras propias manos.
Aparece  Alejandro y nos ilusiona hablándonos del proyecto del que forma parte en Coruña, se enumeran otros muchas propuestas que hay abiertas y caminan a la par de la Fe y la igualdad. Continuamos con las palabras de Papa Francisco que nos ayuda a reflexionar en el final de un día en el que conocemos más realidades y las hacemos más cercanas , inquietudes que brotan pero que solo en el asentamiento diario toman una u otra forma. Queda para cada uno la lucha en su entorno, pertenecemos a una tierra de emigrantes y en nuestras conciencias está el tender los brazos a quienes llegan, la lucha ha de ser através del ejemplo, ya que como bien sabemos, las palabras se convierten en viento, mientras que los hechos en modelos a seguir.
  Son  alrededor de las 19:00de la tarde y es hora de despedirse, como siempre queda el  deseo de repetir la jornada más a menudo, porque es muy enriquecedor pasar estas horas juntos. Protagonistas  del momento abrazos y besos y un hasta pronto.

  Camino a casa, comienza la asimilación de tantos pensamientos, la mente parece tener muchas cosas claras y a la vez difusas por mezcla de sentimientos y emociones,  pero el encuentro con el papel se retrasa más de lo debido y se torna más difícil volver  a retomar la vivencia de ese día. Decido calmarme  y compartir tiempo con Dios y entonces concluyo; nosotros, los seres humanos no somos un número,  ni una localidad ni una nacionalidad, no somos de donde nos criamos, ni a donde nos dirigimos, si  podemos estar más o menos apegados a un lugar,  pero lo realmente invariable es nuestra esencia, es nuestra individualidad que va de la mano de Dios,  por ello creo que las fronteras no deben ser las que marquen el valor y decidan la importancia de nuestras vidas.

El viento, el oxigeno y Dios  no tiene fronteras ni dueños,  así que con menos motivos el ser humano es quien de ponerlas y de decidir el futuro de la vida del resto de  sus hermanos.

GRACIAS y un FUERTE ABRAZO de Sonia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada