jueves, 29 de mayo de 2014

PASCUA 2014 EN PORTUGAL

PÁSCOA 2014 PAÇO DOS NEGROS:
CONTIGO, CONFÍO, CAMINO Y ANUNCIO

El miércoles santo tres jóvenes nos pusimos en camino a una tierra distinta, con distinta lengua y distinta cultura pero misma familia. Fuimos preparados para vivir una experiencia en Semana Santa con los jóvenes de dos pequeñas poblaciones de Portugal llamadas Fazendas de Almeirim y Paço dos Negros.

El camino fue largo y llegamos de noche a nuestro destino. Allí, los matrimonios que nos iban a acoger nos esperaban acompañados por la hermana Luisa y por algunos jóvenes con los que compartiríamos los tres días y medio siguientes.

No podemos revelar mucho de la experiencia, pues como todo en la vida, cada uno la recibe y experimenta según su personalidad, su estado de ánimo, su edad y su sentir, por ello cada uno contará lo mismo de maneras diferentes y nunca será igual a aquello que pueda vivir el que vaya en otra ocasión. Lo que si podemos decir es que fueron unos días de trabajo, compartir, conocer, rezar, y aprender o practicar un idioma diferente.

El compartir con las familias fue como estar con nuestras propias familias, así fuimos recibidos y tratados. Durante el día estaba todo organizado para compartir con los jóvenes, chicos y chicas desde los 15 años hasta los treinta y tantos. Teníamos nuestros tiempos de reflexión, de compartir, de orar, de prepararnos para la gracia de la Resurrección del Señor.

También tuvimos nuestro tiempo de esparcimiento, de compartir un café, un paseo, y las diferencias e igualdades que nos unen. Entre estas actividades, destacamos una visita guiada en la que nos contaron las historias del lugar que dieron origen al nombre de Paço dos Negros.

Para nosotros fue muy significativo el poder reproducir y experimentar la Última Cena del Señor con sus discípulos en la que nos vestimos con túnicas y preparamos la mesa con todo tipo de detalles. Además el Viernes Santo representamos un viacrucis por el pueblo de Paço dos Negros que ayudó a la gente de allí a sentir lo que vivió Jesús en su camino a la cruz. Y el domingo de resurrección fue muy bonito con la celebración de bautizos de niños del pueblo acompañados de cantos de alegría.






Damos gracias a aquellos que lo organizaron todo, y al Señor que les iluminó en este camino y que a nosotros nos animó a compartirlo. Damos gracias por los jóvenes y las Hermanas que compartieron esos días tan importantes y deseamos que el lema lo tengamos muy presente para no alejarnos de la luz de Cristo resucitado: CONTIGO, CONFÍO, CAMINO Y ANUNCIO. 


Charo, Jesús y Leti

 Con las hermanas de Paço Dos Negros, depois de almoçar!

 
 Con el grupo estupendo de jovenes de Paço Dos Negros y Fazendas.
 Mirando al Señor Resucitado











 La familia que nos acogió a Jesús y Leticia, nuestra familia portuguesa.










Charo y su familia portuguesa. Gracias a este señor pudimos volver sanos y salvamos en Coche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada